Enlaces

Bienvenidos a este vuesto blog.

jueves, 21 de junio de 2012

PROMESAS QUE PERDURAN - SARAH McCARTY

SINOPSIS:

Territorio de Wyoming, 1870

Viuda y estéril, Jenna ve a la recién nacida abandonada en el umbral de su puerta como un regalo de incalculable valor digno de cualquier sacrificio, y sabe que necesitará un marido para poder mantener al bebé. Pero nada la ha preparado para el hombre que se ofrece para el puesto.

Grande y oscuro, exudando una intensidad letal, Clint McKinnely le daría miedo incluso al mismísimo diablo, y por supuesto que le produce temor, pero Jenna pronto descubre que el hombre detrás de esa terrible reputación es un hombre en el que se puede confiar.

Endurecido por las decisiones que ha tenido que tomar en su vida, Clint busca una razón para poder seguir viviendo. Y la ha encontrado en Jenna Hennessy. Exuberantemente rellenita, dulce y tímida, le atrae en todos los sentidos. Y cuando ve que Jenna podría perder a la hija que tanto ama por la falta de un marido, da un paso al frente.

Llevar a Jenna a su hogar le proporciona a Clint la paz que nunca ha conocido, y aunque trata de descubrir los secretos que pueblan las pesadillas de Jenna, se guarda una parte importante de sí mismo, porque sabe que ese matrimonio es temporal ya que hay pecados que un hombre no puede esperar que su esposa perdone.

Éste es el 3º libro de la serie promesas, que por desgracia no se ha publicado por orden, pero, como siempre hay que ver lado positivo diremos que ¡Por fin! la serie está completa.

Todas teníamos unas ganitas al personaje de Clint que para qué os voy a contar. Siempre a la sombra, siempre callado, si acaso uno o dos comentarios y poco más.
Un hombre, al igual que su primo Puma, hábil, temido, peligroso, morenazo, machote y, según vamos a descubrir, hipersexuado. O sea, como su primo.

La diferencia fundamental es que en este caso él no va a "encontrarse" con ella por casualidad, la tiene controlada desde hace tiempo, pero ella, Jenna, está casada (eso sí, con un hijo de la gran puta, no merece la pena ahorrar calificativos con un tiparraco así) por lo que ha aguantado carros y carretas.
Clint siempre ha tenido que morderse la lengua y contenerse para no agarrar al tipejo y descuartizarlo, pero, ahora (por suerte) ella se ha quedado viuda.
Lo que Clint no sabe el daño psicológico, mucho más difícil de reparar que el físico, que ella ha vivido y demostrará una paciencia y una comprensión envidiables, pero ella no termina de creérselo.  No entiende como un hombre así puede estar con ella, una mujer marcada y (esto es opinión personal) baja auto estima.

Como en los libros que le preceden y el que sigue, la autora va creando ese clima de ternura, impensable a priori con un tipo (el seis pesetas) tan duro, pero que en la intimidad se deshace por cuidarla. Aunque no se lo diga con palabras sí lo hace con cada uno de sus gestos y da por buenas todas las decisiones que ella toma, aún sin consultarle (incluyendo un par de hijos adoptivos)
Pero, aunque es viuda, aún queda restos de su pasado que pueden estropear su matrimonio.

De nuevo veremos a las mujeres del pueblo "enredar" a su antojo con el reverendo como compinche masculino, para salirse con la suya. (confieso que el reverendo Brad directamte me mata y hubiera preferido no haber leído ya su libro, promesas que atan) pero es que está que se sale.

Una novela del oeste (qué poco se aprovecha este escenario) donde más hay (creo que de los cuatro libros éste gana) FCF * , cosa que me encanta y que no se hace pesado.
Como siempre memorables intervenciones de los secundarios (aquellos que ya han tenido historieta y de los de siempre) para acompañar a la pareja protagonista. Descripciones justas, sin aburrir (no es necesario contar hasta el último detalle de cómo es un pueblo vaquero, todas tenemos tv en casa para verlo y si no os vais a Almería y visitáis los escenarios donde se rodaban las pelis) y alguna que otra escena dura, pero que yo creo justificada.

Yo lo recomiendo, pero claro, estáis todas flipando con el Grey que no sé si tenéis tiempo para otra cosa (ja,ja,ja)


* FCF: folleteo con fundamento.

5 comentarios:

  1. Jajaja, me ha encantado tu reseña (y estoy de acuerdo en lo de Grey... ainsss, mira que si alguien se pierde este por el sr. Grey, que lastimita madre!!)

    Este libro me ha encantado, de hecho, es que ha sido terminarle y leer el del reverendo (me chifla Brad!!) y... joder, no te da la impresión, Noe, de que faltan libros en esta serie?? el de Jackson, el de Elijah, el de Gray (sip, es solo un crio, pero joder, cuando crezca va a dar un juego tremendo!!)... en fin, que me ha encantado el libro, la serie y todoooo!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Te ha pasado lo mismo que a mí! ayer por la noche (tras quemarme las pestañas corrigiendo) llegué a mi librería, me acerqué a los pendientes y no me decidía, así que agarré promesas que atan.
    Y sí, creo que han quedado muchos personajes "sueltos" y fíjate, me gustaría una especie de precuela con Doc y la mujer, Dorothy, tienen que tener una historieta cañón.

    ResponderEliminar
  3. Juas, la verdad es que sí, que estaría genial saber como se conocieron y cortejaron esos dos... también tienen su aquel jajaja

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja, me ha gustado la última frase: "Yo lo recomiendo, pero claro, estáis todas flipando con el Grey" xDDDDD

    Pues yo lo he terminado en un solo día. Esta mujer me sorprendió mucho con Promesas que cautivan, por desgracia no había leído nada suyo antes. Y este, bueno, este tiene más FCF, aunque Puma FCFeaba más que Clint (supongo que se debió al impacto cuando lo leí xD). Supongo que se debe a que no hace falta asustar a Jenna más de lo que ya está cuando la encuentra. Ains... durísimo me ha parecido este libro, la verdad. El trauma de ella, los pensamientos de él, ha sido maravilloso, la verdad (mucho más intenso que el insípido de Grey xD)

    Un saludete ^_^

    ResponderEliminar
  5. Yolanda Barnes Ogalla12 de diciembre de 2012, 19:23

    Despues de leer al Grey,devoré 30 noches con Olivia,y sinceramente,me enamorê de cada uno de los personajes.No hace falta volar en helicoptero ni ingerir cantidades industriales de alcohol carisisimo,basta con salir de mercadillo para llegarnos al corazón,a proposito de la saga promesas mi favorito es el de Asa.Gracias por tu trabajo y disculpa mi pesima redaccion.

    ResponderEliminar

Si quieres dejar un comentario, por mí genial. Pero sin insultos, sin spam ni nada que pueda ofender.
Muchas gracias.