Enlaces

Bienvenidos a este vuesto blog.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Reseña: TRILOGÍA VENGANZA Malenka Ramos.

Sinopsis:  Dominic Romano es un abogado prestigioso, poderoso y seguro de sí mismo. Aunque posee todo lo que quiere, jamás ha podido olvidar a Samara, la joven que se reía de él en el colegio. Ella es la razón de su vivir, la ama con la misma intensidad que la odia, por lo que no duda en hacerle pagar todo el daño que le causó tiempo atrás.

Junto a él, Samara conocerá una vida fuera de la realidad, en la cual el amor, el dolor, el sexo y la pasión se convierten en un torbellino que la transportará a un mundo donde lo correcto y lo amoral se confunden.
Pero Dominic no está solo; la finca Quimera se convierte en un segundo hogar para él y para una «familia» muy poco convencional. Allí no existen las normas morales, ni los límites, ni el miedo al qué dirán. Nada está prohibido en el palacio del delirio y nada sucede sin una razón...
Dura, polémica y cruel, Venganza es una trilogía pasional y cargada de sentimientos, que roza lo prohibido. Después de leerla te plantearás qué es realmente lo correcto.
Bienvenidos a Quimera... 


La primera pregunta que surge cuando una acaba esta trilogía es: ¿estamos todos locos o qué?
Y la segunda cuestión: No hay psicólogo que explique esto.

Desde luego, esas dos reacciones son comprensibles si leemos los tres libros con las gafas de la cacareada "normalidad" puestas y con las cartolas de los prejuicios de acompañante.
Y por supuesto no apta para aquellas que no distinguen la manicura del orgasmo. Sí, por desgracia hay muchas sueltas.

La trilogía más "polémica" (no tanto cuando lees entre líneas y analizas las cosas en vez de criticar a la ligera) viene precedida de un montón de opiniones sobre temas muy serios que sacados de contexto crean ampollas.
Yo he visto auténticas barbaridades por ahí, mucho más bestias que la propia narración de la novela y todo porque como siempre cogemos la sartén por donde más quema. (Al parecer un defecto incorregible de este país)

La historia plantea algo a lo que no estamos acostumbrados y de ahí que nos rechine todo, empezando por tener que aguantar a unos tipos (hablo en plural porque no se se salva ningún personaje masculino) que llevan lo del orden y la disciplina hasta límites insospechados.
Cuesta aceptar que una mujer se someta voluntariamente a ese estilo de vida donde parecen no tener ni voz ni voto ni visos de conseguirlo. Un estatus en apariencia muy similar al que por desgracia existía hasta bien entrado el siglo XX, sin embargo, a medida que lees y pese a que tus principios feministas te empujan a protestas caes en la cuenta de algo muy curioso... Ahora mismo ¿cuantas mujeres están sometidas por motivos económicos, sociales, de conveniencia? 
¿A que todos conocemos a alguna que si pudiera mandaba al cuerno a su pareja pero no lo hace porque se quedaría con una mano delante y otra detrás?
¿Cuántas parejas siguen juntas por que les conviene?
Así pues ¿por qué nos justa tanto ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio?
Y lo más importante ¿cuándo vamos a aprender a diferenciar la ficción de la vida real?
Las novelas nos cuentan una historia, no tiene porque ser real, ni pasarnos a nosotros ni querer que nos pase. Tampoco hace apología de nada porque siguiendo ese ridículo procedimiento, si un personaje de una novela, repito de ficción, es drogadicto, ale, el autor hace apología de las drogas. Tan simple como ridículo.

Ahora vayamos a la historia. El chico malote y dominante y la chica en apariencia segura de sí misma y triunfadora tienen un asunto pendiente, bueno, él, Dominic cree tenerlo y arranca la historia.
A partir de ahí se suceden las escenas que se presuponen fuertes por su contenido pero que yo creo que son más fuertes por su significado. vale, él la somete a lo bestia, sexo a tutiplén, castigos y medidas correctoras (algunas más duras que otras) pero... ¿ella protesta? Lo intenta, desde luego, no obstante lo que se rebelan son sus convicciones, como nos pasaría a muchos.
Y a partir de ahí se establece una especie de relación condicionada no sólo por la personalidad de ambos sino también por el entorno que les rodea y es que la casa, podríamos decir "familiar" no es una bonita villa en el campo, es mucho más y allí conviven personajes de lo más variopinto, cada cual con una parafilia a cuestas.
No niego que algunos pasajes me resultaron desagradables (no soy amiga de duchas frías) otros desconcertantes (Luis, el amigo del alma y pervertido a ratos siempre en medio) y otros empalagosos (luna de miel) pero sin duda hay escenas que merecen un millón de aplausos porque ahí me quité el sombrero: los juegos del dolor. (No lo explico porque os jorobaría una gran sorpresa)
 
Como en toda gran historia de amor que se precie debe haber dificultades, celos (infundados o no) terceras personas (pero no como entendemos que suele ser la intromisión de éstas) y envidias, muchas envidias.
Por supuesto el poderío económico y social es evidente pues ciertas perversiones no podrían llevarse a cabo si no se tiene el riñón bien cubierto, lo cual da paso a la aparición de muchos secundarios que actúan un poco bajo el estereotipo mafioso italiano, eso sí, con interesantes vicios sexuales. (como si se tratara de una revisión muy moderna del Padrino)

Contaros el desarrollo de todo esto es estropearos la lectura. Así que sólo os puedo recomendar leerla si estáis dispuesto@s a apartar ciertos prejuicios, a quitaros la venda de la normalidad y a olvidar lo que por ahí se cuenta sin, creo yo, que otra intención de criticar por criticar.







martes, 23 de septiembre de 2014

QUIERO LO MISMO QUE TÚ








Pues ya es hora de dar un avance de mis próximos proyectos, así que ahí está mi nueva novela. 










Y también la sinopsis:

Helen está deprimida; sólo quiere encerrarse en casa, atiborrarse de calorías y escuchar música romanticona.

Resignada, traza nuevos objetivos, empezando por buscar un empleo en el que el jefe (condición indispensable) no sea atractivo, en el que pueda pasar desapercibida y en el que, además, se valore su esfuerzo.

Así que cuando encuentra un puesto hecho a su medida, cree que su vida recuperará, por fin, la normalidad, pero, de nuevo, el universo se alía en su contra y se empeña en estropearlo todo.

¿Qué ocurre cuando por casualidad tropiezas con un ídolo de tu adolescencia y lo achicharras con el café? 

¿Qué puedes hacer cuando tienes de vecino al tipo más atractivo y metomentodo del mundo?
 
¿Por qué nadie entiende tu cambio de look y todos cuestionan tu ropa?

¿Cómo te las apañas para aguantar los caprichos de una rubia famosilla?

¿Quién es capaz de trabajar con el tipo más narcisista del planeta?


Toda la info: 






domingo, 17 de agosto de 2014

Reseña: PERSIGUIENDO A SILVIA / ENCONTRANDO A SILVIA


Sinopsis:


Silvia trabaja en una importante multinacional y está perdida.
Silvia necesita encontrar a alguien para olvidar a Álvaro.
Álvaro es su jefe y acaba de romperle el corazón.Bea, su mejor amiga, le propone un viaje...Y allí Silvia se encuentra con Gabriel...
Gabriel es una estrella de rock y también tiene problemas.
Silvia y Gabriel conectan desde el principio.Y pronto descubrirán que ese encuentro cambiará sus vidas.


Silvia necesita estar al lado de Gabriel, saber que está bien.Pero Gabriel no cree en el amor; no como Silvia.Silvia tiene problemas con Álvaro cuando recibe una oferta irrechazable.Silvia busca señales; desea encontrarse.Pero el lado oscuro de la fama y una personalidad autodestructiva la pondrán a prueba.




Esto de hacer reseñas tiene mucho peligro, en primer lugar porque a veces, cuando una novela me ha encantado, temo destriparla y jorobar la lectura a quienes lean mi reseña. Otro punto en mi contra es hablar de una historia que me ha sorprendido y estoy desentrenada en esto de reseñar de manera objetiva.

Antes de meterme en harina debo aclarar, y no me importa reconocerlo porque es cierto, que cuando vi estos libros en en la estantería de la biblioteca dudé en comprármelos por una razón; había leído EN LOS ZAPATOS DE VALERIA y si bien tengo los dos últimos pendientes, me ocurrió un caso muy curioso: no me gustó la novela pero me encantó el estilo de la autora. ¿Se puede ser más contradictoria? Pues al parecer ha sido mi paradójica reacción.
Así que al ver esta nueva historia dudé (lógico) pero al final me animé y cuando por fin tuve los dos volúmenes en mi poder me puse a leer.

(Un consejo, yo he aprendido, a fuerza de disgustos, que cuando aparece un libro que tiene continuación se debe comprar pero no leer hasta que los siguientes estén disponibles, así os ahorraréis un mosqueo)

Vayamos con la historia...
En primer lugar me sorprende de manera agradable que la acción empiece en el medio. Es decir, no está descrita de forma lineal de tal forma que tenemos a nuestra disposición el pasado, presente y futuro de Silvia.
Cuando arranca la historia conocemos a una mujer en plena fase de bajón porque su relación se ha ido al carajo y para más inri su ex es su jefe (qué morbo) y ¿por qué todo se a ido al garete?
Porque ella es como es, impulsiva, extrovertida y visceral y él, Álvaro, un controlador de tres pares de cojones, snob a no poder más y un pijo de cuidado y en medio de todo este rollo aparece Gabriel.
Es todo un acierto que los capítulos se alternen, es decir, pasar de describirnos los comienzos de la relación entre Álvaro y Silvia para poderlos comparar entre los comienzos de la relación entre Silvia y Gabriel y existen muchas diferencias.
Está cantado (y no es una crítica negativa sino una apreciación) que hay relaciones abocadas al fracaso, y viendo la personalidad de Álvaro no lo dudas ni un segundo.
Por el contrario el carácter de Gabriel, quizás más inseguro, hace que conecten pero entre ellos hay distancias (no sólo geográficas) que salvar.

¿Por qué me ha gustado tanto si a priori es otro triángulo amoroso de difícil solución?

En primer lugar por el lenguaje usado, es directo, cotidiano y vulgar. Sí, vulgar (puede que l@s gurús de la pureza romántica me cuelguen) escribir de manera "vulgar" no es tan sencillo, no se trata de poner términos a lo loco sino de saber, en un diálogo, por ejemplo, intercalar palabras no tan "académicas" dando a toda la narración más vida, que no parezca que estamos leyendo el prospecto de un medicamento.

En segundo lugar, los diálogos. IMPRESIONANTES. Agilidad, respuestas hábiles que dinamizan la lectura. No hay interminables descripciones que parecen sacadas de google (un simple copia y pega) para que el libro tenga más páginas y así rellenar una historia aburrida.

Tercero, los personajes, si bien la protagonista absoluta es Silvia y todo va narrado en primera persona, da gusto cómo consigues conocer a dos hombres tan dispares y cómo, sin querer, les compara.

Cuarto, la realidad, en especial en el segundo libro. nada de disimulos, nada de almibarar la historia. las cosas ocurren, por muy desagradables y desgarradoras que sean, ocurren y por tanto no hay que correr un "estúpido" velo y fingir que no pasan. Puede que algunas escenas te hagan pasar malos ratos pero tienen su sentido.

Quinto, el humor. Jo, ésta es mi preferida. Te ríes con las ocurrencias y con las réplicas de Silvia pero también por las situaciones en las que, consciente o inconsciente, se ve involucrada.

Y por último, por cómo escribir de un triángulo amoroso sin repetir esquemas. Está claro (repito que ser evidente no es sinónimo de aburrido) que Silvia y Gabriel están hechos el uno para el otro pero, y he aquí mi opinión personal: a mí me gusta más Álvaro. (esperar que me pongo las protecciones porque todas quienes leáis estas novela pensaréis que estoy loca) 

Vamos a ver, para empezar me gustan los cabroncetes y Álvaro lo es, así que ya me tiene medio ganada y por otro lado supongo que entra en acción mi subconsciente de madre superiora redentora dispuesta a redimir al chico de sus pecados.
Bien, uno de los motivos por los que Álvaro y Silvia nunca trillarán es simple: él quiere que cambie, que se asemeje más a su forma de pensar (rígida y snob) y claro, ella se rebela.
Sin embargo, he aquí la paradoja, Silvia (como protaginista absoluta de la historia) quiere cambiar a Gabriel o al menos en lo que a hábitos de vida se refiere y de ahí que (siendo Gabriel más maleable en este aspecto) Silvia se vea más a gusto.

Pero insisto, Álvaro es mi debilidad porque, a pesar de ser un cabronazo, un estúpido, un snob, un tirano y todo lo malo que os podáis imaginar (incluyendo calzonazos cuando aparece su madre) al final está a la altura de las circunstancias y aún sabiendo que ha perdido no se comportará como un resentido y echará un cable (algunas pensarán que de forma interesada, pero da igual, lo hace)

Bueno, no sé si alguien se animará a leer PERSIGUIENDO A SILVIA y ENCONTRANDO A SILVIA, pero si me preguntáis a mí os diré: no os la podéis perder.





sábado, 12 de julio de 2014

RESEÑA: MIL BESOS Y CIEN MÁS - Laura Sciolla

Sinopsis:  Roma, año 64 AC. A sus treinta y pocos años la bella Claudia, casada con el rudo oficial Quinto Metello, conoce por casualidad a un joven que llama su atención. Se trata de Catulo, un poeta procedente de Verona que también se siente irresistiblemente atraído por la hermosa patricia romana.
El poeta le enseña otra forma de amar, mucho más erótica y delicada que los burdos encuentros sexuales que mantiene con su marido por obligación. 
La pasión y el erotismo de un ardiente romance y el telón de fondo de una ciudad marcada por la corrupción donde se toleraba más el sexo desatado que los bellos versos de amor.

Opinión personal:

Hace mucho que no hacía una reseña, no por desinterés sino por falta de tiempo. He leído mucho (no tanto como quisiera) y variado y si bien he disfrutado con algunas novelas (abajo haré una lista de libros que me han gustado aunque no haga reseña de ellos) ha habido una que me ha dejado, literalmente, impresionada.

Cuando vi esta novela y leí la sinopsis, confieso que no puse buena cara pues pensé: otro rollete histórico cargado de datos que eclipsarán la historia dando apariencia de ser una autora documentada pero que si quiero saber lo que se cocía en los últimos años de la República le doy al google y me ahorro leer el libro.
Pues no, no se trata de un compendio histórico para aburrir al más erudito y con una capa de romance para venderlo. Es la vida de Claudia, una patricia romana que nos cuenta sus vicisitudes pero sin adornos.
Conoceremos a esta interesante mujer que goza de todos los privilegios asociados a los de su clase y que se comporta como tal. Pocas veces (o ninguna) abandona el pragmatismo y por ello se agradece que no se deje llevar por el sentimentalismo en su vida cotidiana.
Sólo hay una excepción: Catulo, un poeta, hombre libre (y en Roma eso esa toda una suerte) pero pobre que malvive vendiendo sus versos y que se enamorada de una mujer como Claudia.

La historia de los dos amantes no se limita a la narración de los apasionados encuentros (muy interesantes) sino a todos los impedimentos (sociales principalmente) que entraba una relación entre dos personas de tan diferente clase social.
En medio de todo y como no podía ser de otro modo en Roma hay intrigas políticas por doquier, traiciones, amistades compradas, favores sexuales, corruptelas (o sea como hoy en día) y Claudia, al pertenecer a una familia importante, se ve obligada a participar.

Los detalles de cómo era la vida, las diversiones (macabras en extremos) el trato a los esclavos (cruel y real) el desprecio por la vida humana se reflejan en las páginas de este libro. No hay adornos ni filtros modernos. Y si bien se te hace un nudo en el estómago ante algunas descripciones no puedes obviarlas porque te meten de lleno en aquella época.

Una novela con una estructura diferente, narrada en primera persona pero sin diosas internas, ni dobles personalidades.
Momentos trágicos y sensuales a la vez.  Declaraciones que si bien utilizan palabras romanticonas que aburren de tanto ser escuchadas, aquí cobran otro sentido.

Una buena novela, diferente y real. No hay príncipes salvadores ni caballeros nobles.

***********************************************

EL SEDUCTOR - ALICE CLAYTON.
REDENCIÓN - ANNABEL JOSEPH.
LA JUGADA PERFECTA - JACI BURTON.


viernes, 4 de julio de 2014

ABRÁZAME. Ebook


    Ayer salió a la venta ABRÁZAME, mi nueva novela (disponible sólo en ebook). Un relato divertido, cargado de ironía y erotismo para quienes me dieron la "tabarra"  tras leer EN TUS BRAZOS.

Vuelve Max, con su vocabulario explícito, tan gruñón o más que siempre dispuesto a muchas cosas, entre ellas terminar de pervertir a Nicole.


Sinopsis:


Nicole es la mujer perfecta: educada, sofisticada, trabajadora…
¿Qué más se puede pedir?
Pues un novio muy sexy, aunque sea imperfecto, gruñón y tenga poca paciencia.
Por fin puede disfrutar de una relación de pareja en la que no tiene cabida la planificación, la rutina y mucho menos el aburrimiento aunque no todo va a ser de color rosa. Ahora le toca convivir con un hombre que la vuelve loca pero que tiene una peculiar forma de ser.
¿Por qué cuando parece que todo empieza a encajar tiene que aparecer alguien dispuesto a fastidiar?

Y aquí tenéis un booktrailer  de lo más cuqui hecho por Tiaré (a la que nunca me cansaré de llamar artistaza)


Espero que lo paséis divinamente.

miércoles, 28 de mayo de 2014

DESÁTAME

Sois muchas las que me estáis diciendo que no encontráis DESÁTAME en librerías, que habéis ido a buscarlo y nadie os sabe dar respuesta, pues bien, esta novela SÓLO está disponible a través de la web de la editorial Babylon.




Es muy sencillo hacer el pedido y además para el territorio nacional va sin gastos de envío.

También está disponible en EBOOK:


Poco a poco se va ir incorporando a las diferentes plataformas digitales aunque si os apetece tenerlo ya podéis descargarlo desde la web de Babylon (tienen varios formatos)

Ahora sólo espero que disfrutéis de esta historia donde podréis encontrar a una protagonista muy poco común y un buen surtido de situaciones (a veces rayando el surrealismo) que os arrancará una sonrisa. Ni qué decir tiene que el abanico viene siendo un complemento ideal de lectura. Por supuesto espero que acabéis enamoradas de Aidan y su forma de ser.
Para quienes conocéis mis anteriores novelas os diré que hay un grupo de secundarios la mar de "salaos" dispuestos a arropar a la pareja protagonista.

miércoles, 30 de abril de 2014

DESÁTAME. portada y sinopsis.

Pues por fin está aquí mi nueva novela: DESÁTAME.

Una historia contemporánea, con dos protagonistas de armas tomar. El mejor de cada casa; pero, por si eso no fuera poco mezclados, agitados y revueltos en una trama de lo más divertida.
Una buena dosis de humor, una pizca de mala leche, unas cucharadas de intriga y como no podía ser de otro modo: erotismo del bueno (pero desde una perspectiva... diferente)

Y aquí está la sinopsis:

Sin trabajo, sin casa, sin amante...
La vida de Carla es un auténtico desastre y para rematar la faena se ve envuelta en un turbio asunto en el que Aidan, un policía con aire de don perfecto al que detesta, interviene para defenderla.
Lo que el chico de oro ignora cuando se presta a ayudarla a salir del bache, es que ella es una mujer de armar tomar...

Sólo espero que os guste, y como siempre, mil gracias por estar ahí.



Más opiniones de TAL VEZ IGUAL QUE AYER.

Esta vez desde el blog ATRAPADA EN UNAS HOJAS DE PAPEL:





Mil gracias!!!

viernes, 25 de abril de 2014

Reseña de mi novela TAL VEZ IGUAL QUE AYER.

Sinceramente, cuando alguien te dedica su tiempo a leer esa historia que al principio no era más que una locura en tu cabeza ya te sientes afortunada, pero, si además de ellos comparte sus opiniones y te hace llegar una reseña como esta, pues la verdad, te quedas alucinada.



Muchísimas gracias.

lunes, 14 de abril de 2014

Nueva sección: MINIRESEÑAS.

Llevo siglos sin hacer una reseña, por falta de tiempo, y la verdad es que es una pena pues me encanta hablar de los libros con los que disfruto; así pues he decidido hacerlo en modo reducido. 
AQUÍ ESTÁN LAS PRIMERAS:


Sinopsis:

Hanna llega a Nueva York para trabajar en un respetado laboratorio. Tiene veinticinco años y se ha pasado la vida estudiando para construir su brillante futuro profesional. Se podría decir que es una rata de biblioteca, ensimismada en la ciencia y sus estudios. Como es de esperar, no tiene vida social Nueva York es el lugar perfecto para encerrarse aún más en su torre de marfil.
DIVERTIDA, ENTRAÑABLE, HASTA A VECES MOÑAS PERO SIN EMPALAGAR.  novela erótica y sin eufemismos.

Su hermano, Jensen, está muy preocupado y quiere ayudarla para que se relacione con más gente. Por suerte, Will Summer, uno de sus mejores amigos, está trabajando en Manhattan y las cosas le van muy bien. Le pide que introduzca a Ziggy, así es como siempre han llamado a su hermana pequeña, en su círculo de amistades. Will acepta a regañadientes. No le apetece tener que cargar con aquella mocosa empollona a quien recuerda vagamente, pero lo hace por Jensen. Hanna tampoco está demasiado conforme. Recuerda a Will como un chulo engreído, un ligón sinvergüenza, un mujeriego sin escrúpulos... en definitiva un donjuan de poca monta que nunca la impresionó.

No podrían ser más distintos, pero poco a poco se irán descubriendo mutuamente y entablarán una relación muy especial.

Éste es el tercero de la serie y como podría ocurrir (pasa en otras sagas) la cosa decae, pues NO, definitivamente No. De nuevo encontramos a unos personajes divertidos con unos diálogos subidos de tono que no sólo te hacen disfrutar sino que caldean el ambiente. 






Sinopsis:  Val Janos se dedica a operaciones encubiertas. Es misterioso e inquietante, pero extremadamente sexy. Solo tiene un punto débil: Imre, el hombre que lo protegió cuando era un niño asustado por las calles de Budapest. Sus enemigos han descubierto ahora la existencia de Imre y van a exigirle algo a cambio de que siga vivo: la entrega de la bella Tamara Tam y Val conocerán la verdadera pasión pero tienen mucho que temer, mucho que esconder y, por primera vez, mucho que perder.
RECOMENDABLE, INTRIGA, PERSECUCIONES, MAFIOSOS... y todo con un erotismo de quitarse el sombrero

No tenía ganas ni nada yo a este libro. De todos es sabido mi pasión por esta autora y no defrauda.
Para empezar por fin tenemos la historia de una mujer hecha a sí misma, sin que nadie le haya regalado nada y de armas tomar. No va por la vida de víctima y es cínica, tozuda y muy arisca. Todo un desafío.
Sólo espero que pronto (y cuando digo pronto me refiero a antes de que acabe el año) publiquen el siguiente.


lunes, 31 de marzo de 2014

UN DETALLAZO PAR TAL VEZ IGUAL QUE AYER

De verdad, hay lectoras que me dejan alucinada con sus detalles.
Comentarios que elevan el ego escrituril, mensajes de ánimo y "presiones" para que escriba esto o lo otro.
Y, además de todo lo anterior, cositas como esta:

video


Mil gracias.

sábado, 22 de marzo de 2014

Reseñas de TVIQA

http://eldesvandelasmilun.blogspot.com.es/2014/03/tal-vez-igual-que-ayer-noe-casado.html?spref=fb

Esto no es una reseña, es una pedazo de reseña.

¡MUCHAS GRACIAS!

martes, 18 de marzo de 2014

TAL VEZ IGUAL QUE AYER: reseñas y otras cosas.





Aquí os dejo en enlace a una estupenda reseña de TAL VEZ IGUAL QUE AYER:


http://estripantlletres.blogspot.com.es/2014/03/tal-vez-igual-que-ayer-de-noe-casado.html


Muchas gracias al blog Estripant lletres.


Y un enlace a la última entrevista:


http://vallecasdigital.com/noe-casado-autora-de-tal-vez-igual-que-ayer-mis-novelas-tienen-la-combinacion-perfecta-o-imperfecta-de-sexo-y-emocion/


Y por supuesto miles de gracias a todas esas lectoras que me están dejando unos mensajes alucinantes sobre lo que les ha parecido la novela.

jueves, 6 de febrero de 2014

TAL VEZ IGUAL QUE AYER

Ya puedo proclamar a los cuatro vientos que mi nueva locura (también llamada novela) saldrá a principios de marzo.

TAL VEZ IGUAL QUE AYER.

Ahí va la portada:






















Y, cómo no, el argumento:



Claudia abandona su pequeña localidad natal en España con dieciocho años, una vieja maleta y muy poco dinero en el bolsillo. Llega a Londres, una ciudad donde todo le es desconocido, aunque con la ayuda de Henry Campbell, que será mucho más que un padre para ella, conseguirá salir adelante.
Unos años más tarde, sin desearlo y sin haberlo buscado, el destino pone a su alcance la oportunidad de vengarse de aquellos que la ningunearon y despreciaron, incluido el hombre al que jamás pudo olvidar.

En fin, ahora sólo toca esperar apenas un mes para disfrutarla.

domingo, 19 de enero de 2014

Los sucedáneos en las escenas calientes.

Los sucedáneos en las escenas calientes.


Dados los tiempos que corren me parece un interesante tema de que hablar, ya que han surgido debates sobre este asunto.
Hay quienes opinan que el exceso de escenas calientes en una novela puede cansar o que sencillamente es el reclamo para poder vender la historia ya que de otro modo resultaría invendible. No voy a negar que se han editado libros en los que cansaba tanto sexo más que nada porque una vez que los protagonistas se vestían no quedaba nada.
Está claro que en una novela erótica debe haber sexo, cantidad y calidad, soy inflexible en ese punto, pero también quiero ver una historia, quiero ver unos personajes que, si bien su principal modo de interactuar es a través del folleteo, me aporten algo más.

Ahora bien, si de verdad las escenas sexuales no son tan necesarias como muchos opinan...
¿Por qué durante años y años nos han bombardeado con viajes sensuales para tus sentidos y se ha desarrollado todo un catálogo de eufemismos, a cada cual más estrafalario, con tal de hablar de sexo pero sin que se note?

El tema sexual siempre ha ido rodeado de ese velo tan opaco y transparente a la vez. De esos comentarios en voz baja, de risitas tontas, pero que por mucho que se empeñen, se termina hablando de ello.
Si de verdad una historia romántica de llorar a moco tendido, de sufrir lo indecible, de esas que sobreviven contra viento y marea, o como dice Sabina: amores que matan nunca mueren, puede narrarse sin escenas calientes... ¿por qué tenemos un variopinto catálogo de sustitutos?
¿No sería mejor hablar claro de sexo?
Sin embargo cuando no puede hacerse libremente o no se quiere (esto último bastante controvertido), por circunstancias varias, se recurre a una serie de expresiones, a cada cual más chocante, para disimular.

Nuestro idioma tiene, según mi opinión, la más variada colección de palabras con doble sentido a la que recurrir en esos casos.
Véase como ejemplo, todos esos cuplés, coplillas y demás chascarrillos populares que durante mucho tiempo burlaron la censura y que ponían cachondos a más de uno, porque hay que reconocer que tenían gracia.

Puede que ahora nos dé la risa ante tales circunstancias, pues por suerte no estamos obligados a recurrir a ello, sin embargo, por extraño que parezca aún perduran en la mente colectiva y lo que es más chocante: que se sigan utilizando a la hora de hablar y de escribir.
Podía ser usado a modo de ejemplo, a modo de diversión, pero no, encontramos textos salpicados y abarrotados de aquellas palabrejas a las que se les daba una connotación muy diferente de la original.
Y, partiendo de un dicho muy popular en este país: piensa mal y acertarás, no hay que esforzarse en demasía para pillar el doble sentido, y por supuesto siempre escoger la opción más “picante”
Desde luego las opciones a las que recurrir se han ido perfeccionando con el tiempo hasta encontrarnos esos grandes clásicos dentro de la novela romántica, que durante tanto tiempo hemos leído y que afortunadamente van quedándose atrás.
Podemos repasar algunos de los más “divertidos”
Cómo no, la mayoría hacen referencia a los órganos sexuales, que por lo visto cuesta llamar a las cosas por su nombre.
No negaré que un término anatómico puede quedar frío y resultar más propio de un manual de medicina que de una escena hot, pero puestos a elegir lo prefiero antes que su sucedáneo.
¿Qué virginal novia no ha cerrado inmediatamente las piernas al ver que su amado se acercaba a ella con ese hierro candente?
Cuando lees algo así, a pesar de los años, automáticamente te solidarizas con esa pobre mujer, porque por mucho amor que haya a mí no me marcas como al ganado, vaya que no.
Y para rematar la faena, cuando se te ha pasado el susto y ves que el “hierro candente” no era tan malo, van y te rocían con la gasolina viril.
Claro, al precio que están hoy por hoy los carburantes te dan ganas de mandar al susodicho al garaje y que la enchufe en el depósito de tu utilitario y mañana para ir a trabajar te ahorras un viaje a la gasolinera.
¿De verdad cuesta tanto escribir la palabra pene, la palabra semen o el verbo eyacular?
Por si acaso también se ha tocado la temática naval, y claro, otra vez en mi noche de bodas con el mástil enardecido y a mí, que he leído de todo, me viene a la cabeza lo de “con diez cañones por banda, viento en popa a toda vela”, ya que para no desentonar con el churri y su mástil yo recurro a lo primero que me viene a la cabeza.
Vale, a lo mejor una damita sin experiencia en las lides amorosas puede sufrir un colapso si de repente él se desnuda y le dice algo así como: mira mi polla y lo bien que te lo vas a pasar con ella. Sin embargo me da a mí que prefiere eso que el hierro candente, llamémoslo intuición femenina.
Por supuesto que hay más “apelativos” a lo que viene siendo un pene de toda la vida, sin embargo he querido mencionar los que más me han hecho reír o los que más me han “asustado”
Las comparaciones del sexo femenino (ese gran desconocido) tienen, además de la consabida misión de tapar, el dudoso sentido peyorativo que a veces molesta más de la cuenta.
O lo que a veces resulta más incomprensible: la asociación con la porcelana china, es decir, algo tan frágil, tan etéreo, tan delicado que se rompe con la mirada.
De acuerdo, el hierro candente puede hacer mucha pupa, pero si el objetivo es mantener relaciones sexuales y no marcar reses, no tenemos por qué preocuparnos.
En la lista de sucedáneos difíciles de asimilar están los que se han tomado prestados del mundo de la botánica, véase: pétalos íntimos, jardín secreto y selva negra.
En el catálogo de sospechosamente denigrantes: cueva secreta, gruta, (que si se le añade “del amor” ya no sólo es horrible sino cursi) como si fuera algo que mantener escondido, nada de presumir (todo lo contrario que el mástil, a este se le saca de paseo incluso)
Pero, para mí, los más ridículos y por ello graciosos: botón del placer, perla secreta (este último creo yo derivado de el uso común de la palabra almeja)
Y ahora vienen los referentes al acto en sí, aparte del archifamoso “experiencia religiosa” están las expresiones coloquiales, algunas divertidas y que denotan gran imaginación (quiqui, casquete, polvo, cohete...) que yo me pregunto ¿quien fue el primero, o la primera que dijo a su pareja : echamos un polvo?
¿Ella estaba con la bayeta a punto de limpiar y para animar a su chico asoció una tarea desagradable a otra placentera?
¿O ella, cansada de limpiar, le pasó el trapo al churri y para animarle le dijo: venga, echemos un polvo tras dejar la casa como los chorros del oro?
Lo de cohete, más o menos lo tengo claro por la “explosión” final, aunque me parece que deja de lado la versión femenina.
Hay otras como las que derivan del verbo poseer que me mosquean un poco. Cuando leo algo así: tengo que poseerte... o quiero que me poseas, me rechina todo.
A ver, quizás, por influencia de la traducción (del sobre explotado hold me) y al querer “imitar” a lo que nos viene de fuera se ha asumido tal palabreja, pero a mí me suena raro y detona cierto dominio por parte de él.
Cierto que en la mayoría de las novelas hasta que no hay coito no se considera una relación completa (un error bastante común, si se me permite decirlo) y como para consumar tiene que haber penetración (bueno, también sirve que él “desprecinte” y por lo tanto ya no sea para nadie más) la posesión implica ese sospechoso aire de supremacía que no me gusta.
Pero si por separado el mundo del sucedáneo da qué pensar (y para reírse un buen rato) ahora juntémosles y veamos qué pasa.
Escena 1, dormitorio, primera noche de pasión arrebatadora tras innumerables barreas, superadas todas ellas son tesón, esfuerzo y unas ganas locas de estar juntos.
Él, enardecido de pasión tras meses de sufrimiento y con dos espinas clavadas en la espinilla por trepar por el rosal hasta su ventana, esquivar a los perros guardianes y luchar con el enemigo, al fin va a demostrarle su amor.
Ella, que no sabe nada, sólo suspira a la espera de que el espíritu santo en forma de …... (aquí se puede elegir eufemismo) la lleve a su primera experiencia religiosa.
-Ven aquí, mi amor, que acaricie tu perla, entre esos delicados pliegues, rociados con tu esencia femenina... (aquí me paro para tomar aire)...y así deleitarme en las profundidades de su cueva... voy a poseerte, a llevarme lo que nadie más ha tenido (hago aquí un inciso porque el tema virginidad da para un artículo muy interesante que intentaré escribir en otra ocasión)
-Oh, mi amor... (llevada por la curiosidad pondrá la mano donde corresponde antes de proseguir)... qué dureza más aterciopelada... márcame con ese hierro... lléname con tu gasolina viril...quiero que me poseas, darte lo que tantos años he guardado...
No sigo porque me da algo.
Puede que haya “exagerado”, no lo niego, pero podéis hacer un ejercicio muy simple como es buscar en la estantería una de esas novelas, a las que podríamos denominar “clásicas” y releer algún que otro párrafo donde con seguridad leeremos expresiones semejantes.

Lo curioso del caso no es encontrarlas el libros editados hace una eternidad, lo verdaderamente sorprendente es verlo en obras de reciente factura, lo cual, perdonad que insista, me deja pasmada.
Sobre todo cuando se proclama en más de una ocasión que las escenas de sexo no son tan necesarias para la historia.


Noe Casado.

jueves, 16 de enero de 2014

¿Queréis saber más de mi próxima novela?

De momento os avanzo la portada, convenientemente "retocada" 

Y como detalle diré que es una novela ye-ye.