Enlaces

Bienvenidos a este vuesto blog.

viernes, 24 de febrero de 2012

LOS TÓPICOS DE LA NOVELA ROMÁNTICA (y III)

Como no hay dos sin tres, aquí me pongo de nuevo a ello. (Prometo que este es el último artículo que escribo al respecto)

1.-Los malos de pacotilla.

Sí, me refiero a esos que son como el Coyote, nunca pillan al Correcaminos.
Los protagonistas angustiados, las lectoras intrigadas y luego resulta que el malo lo único que hace es meter un palillo en la cerradura. ¡Por favor! los malos tiene que ser, como su propio nombre indica, unos hijos de puta de los buenos, tipo  los psicópatas de las novelas de Karen Rose, que te ponen los pelos como escarpias. De los que mueren matando y que no se cortan un pelo a la hora de llevar a la práctica sus atrocidades. De esos que vuelven locos a todo el mundo.

2.-El no te ajunto o las peleas de guardería.

Resulta que el libro tiene cuatrocientas páginas, se han pasado doscientas sufriendo porque no pueden arrejuntarse y luego, cuando al fin triunfa el amor, va ella y se mosquea porque él ha mirado a otra. O él se coge un rebote de kilo y cuarto porque ella ha bailado con su amigo. ¡Por favor, qué tenemos una edad! que hemos superado mil y una trabas para que luego por un quítame allá esas pajas nos pongamos de morros. Puede que el polvo de la reconciliación sea interesante, pero no te cabrees por una minucia. No hagamos montañas de un grano de arena. Claro que esto da pie a otro tema: las reconciliaciones milagrosas. Vamos por la página 390 y los dos protas enfurruñados, parece que no hay solución hasta que... Oh, te veo, me miras, me sonríes, te pestañeo un poco y... a comer perdices. Sin epílogo ni nada.

3.- Los clones o rozando la endogamia.

Mentón cuadrado (a lo dios griego), altura imponente (nos saca una cabeza excatamente), anchos hombros (armario empotrado de dos cuerpos), vientre plano ( sin haber utilizado el abdomineitor), ojos azules/verdes con motitas (jamás de un sólo tono, para desconcertar) , cintura estrecha  , piel bronceada, todo le sienta como un guante, pelo trigueño (hasta despeinado está de muerte)... ¿No estáis hasta la peineta de que todos sean un clon?
Vale, a ninguna nos gusta el churri con barriga cervecera y con tres tabletas de chocolate derretidas, pero un poco más de normalidad no vendría mal.
A excepción de los protas que pertenecen a las fuerzas de seguridad, que se entiende tienen que estar cuadrados, no todos pueden ser modelos de pasarela. Además, pensemos un poco... Los libertinos se pasan el día bebe que te bebe, juega que te juega y folletea que folletea ¿Cuándo se cuidan?

4.- Los tubos fluorescentes encendidos.

Este punto podía ser un subcapítulo del punto 3. (Clones femeninos) Me refiero a esas doncellas, casi etéreas, piel de porcelana, que cuando por fin se quitan los ocho refajos y las cinco capas de muselina bordada muestran unas piernas tan blancas que no son otra cosa que fluorescentes encendidos. ¿No da un poco de grima una piel tan lechosa que se trasparentan hasta las plaquetas de la sangre?
Entiendo que en ciertas épocas sólo la gente humilde (y no por gusto) se ponían al sol, pero si ellos son (ver punto 3) de piel bronceada ¿Por qué ellas no?

5.-Los árboles genealógicos difícles de explicar.

Últimamente se ven pocos, pero hubo un tiempo en que los hijos bastardos campaban a sus anchas. Claro que tenían que seguir un protocolo.
Aparte de ser el protagonista que enamora a la chica, eran hombres hechos a sí mismos, de origen humilde (madre preferiblemente costurera, lavandera o chacha) pero que han sabido labrarse un porvenir y amasar una fortuna. Saben quien es el aristócrata donante de semen pero prefieren obviarlo pues el conde/duque/marqués trató a la madre de mala manera.
Luego resulta que el aristócrata tirano asalta chachas dentro de su matrimonio legal sólo ha engendrado o bien a dulces muchachitas no aptas para heredar (cosas legales) o bien a una panda de escuálidos sinvergüenzas, nada que ver con nuestro protagonista (descripción vease punto 3)
Así que, el hombre hecho a sí mismo, al final es aceptado por un padre orgulloso con lo cual une dinero y abolengo.
Cosa que viene de perlas para que la dama, hija de nobles, pueda casarse.  (osea lo que hizo Lope en El perro del Hortelano)
Ah, y todo ello sin una mísera prueba de ADN.


Reitero mi devoción por la novela romántica.

lunes, 20 de febrero de 2012

Yo creía que ya no habría más...

... y mira por dónde hoy me ha llegado una nueva reseña de DIVORCIO.
Ainss, qué bonito.

Os pego el enlace:

Leer reseña.

Muchas gracias al blog Fantasía Literaria Junvenil.

LLÁMAME IRRESISTIBLE - SUSAN ELIZABETH PHILLIPS

Sinopsis:

Meg Koranda es la mejor amiga de Lucy Jorik, que está a punto de casarse con Ted Beudine. Ted es la clase de hombre por quien toda mujer suspira, al que todo los padres adora y cuya vida quisiera tener cualquier hombre. Es el tipo perfecto para cualquier mujer, salvo para Lucy. Meg consigue convencer a su amiga de que con Ted no va a encontrar la felicidad. Una vez que se suspende la boda, Meg es quien carga con las culpas de haber destruido los sueños románticos de Ted. Y para complicar aún más las cosas, Meg se queda tirada con el coche en la ciudad natal de Ted, sin un duro y con un novio muy cabreado. Sin dinero, con el coche averiado y sin el apoyo de sus famosos padres, Meg está segura de que puede sobrevivir con su ingenio. ¿Qué es lo peor que puede pasarle? ¿Perder el corazón por el mismísimo don Irresistible? Es poco probable. Muy poco probable…



De antemano voy a aclarar (y lo hago siempre cuando es el caso) que SEP es una de mis autoras incuestionables. Así que una vez acalarada mi falta de objetividad diré qué me ha parecido.

Para empezar hay que advertir que este es el tercer volumen de una serie, jugadores de golf, (Fancy Pants y Lady be good) que por desgracia no está editada en español; pero las desgracias nunca vienen solas, otros personajes secundarios también tuvieron su historia, es el caso de los padres de Meg (Gliter baby) y los padres de Lucy (First lady) así que la multitud de referencias y la complicidad que se debe tener con estos personajes se pierde un poquito si no has tenido la suerte de leer previamente estas historias (que no es mi caso)

Bien, centrémonos en la historia de Llámame irresistible.
El título acierta de pleno con el protagonista, Ted. Resulta un poco repelente que sea don perfecto en todo, listo, guapo, rico, simpático, eficiente, ecológico, comprensivo, buen amante... en resumen, odioso, porque no te deja espacio para maniobrar.
Así que cuando le dejan plantado en el altar se lo toma con más menos filosofía, (hasta para eso es don perfecto) pero... tiene una vena sádica y es culpar a la mejor amiga de su novia rebelde y putearla lo mejor que puede, eso sí de un modo que hasta se podría decir que refinado. Hay que tener en cuenta que Ted tiene a su disposición todos los recursos legales (es el alcalde) y morales (es hijo predilecto del pueblo) para hacerlo y no ser castigado por ello.
Así que la pobre (en todos los sentidos) Meg se encuentra en un pueblo de la américa profunda con lo puesto y tiene que salir adelante por sí misma, cosa que hasta la fecha nunca ha tenido que hacer pues sus padres estaban al quite.
Ver cómo Meg sobrevive día a día, mezclando sus dudosas capacidades laborales con su ingenio resulta divertido, es un personaje típico de SEP que ya hemos visto en otras novelas. (Cuando hace de caddy en un partido de golf para Ted es memorable)

Así que vas leyendo y te das cuenta de que va a ser imposible que estos dos personajes tan dispares se acerquen aunque sea sólo un poquito (discutir y ponerse la zancadilla mutuamente no cuenta) y es aquí cuando la autora se las ingenia para lograrlo. Si bien el motivo está cogido con alfileres (a veces hasta soy objetiva con SEP), enseguida todo encaja y poco a poco te das cuenta de que Ted y Meg valen más por lo que callan que por lo que hablan. Más que nada porque ella se las arregla para provocar a don perfecto constantemente, sus réplicas son de lo más picantes y claro el señor yo controlo termina por ceder. Ella es la única que parece entenderle y que no le ve como el dios omnipresente que todos creen que es, así que se le beneficia pero sin dejar de pincharle.

Para que la historia tenga un poco más de peso existe una trama paralera, la construcción de un resort y un inversor cincuentón barriguero persiguiendo a Meg por ser hija de famosos, al tiempo que la hija de éste persigue a don perfecto, todo esto viene de perlas para crear situaciones divertidas, tan típicas de SEP, en las que se vale del paisaje y de unos secundarios dispuestos a entorpecer al máximo cualquier acercamiento. Recordemos que todo el pueblo odia a Meg y si no se construye el complejo por su culpa va a salir de allí linchada.

Pero las cosas se complican, lo que era un juego deja de selo, ya no tiene gracia tocar la moral a don perfecto y Meg decide que no merece la pena seguir, así que abandona el pueblo, dejando a todo el mundo sorprendido y en especial al alcalde, que por una vez no se muestra tan controlado.

Después de casi destripar el libro sólo puedo decir que me gusta, que esta autora lo sigue consiguiendo, que su estilo tan peculiar y característico me engancha. Que sus libros son un ejemplo de como se pueden hacer buenas novelas partiendo de argumentos simples. Como siempre veremos escenas íntimas más atractivas por los sentimientos que por lo explícito de la narración ( y eso lo dice una fan reconocida de la erótica) pero tal y como se plantea el libro no lo necesita.

Ahora sólo falta que la historia de Lucy (creo que en los USA está al caer) no se demore demasiado.

martes, 14 de febrero de 2012

AL LÍMITE - ERIN McCARTHY

Sinopsis:

Tras la muerte de su esposo mientras competía en una carrera del circuito de velocidad, la vida de Tamara se ha centrado en sus hijos y ha renunciado a la excitación y el glamour de los circuitos, intentando encontrar un hombre sencillo y predecible con el que compartir sus días.

Elec Moroe es el último de una saga familiar dedicada a las carreras de coches, el novato del año que está acaparando toda la atención por su agresiva forma de conducir en la pista. Rodeado de fama y dinero, las mujeres más impresionantes se le acercan para conseguir su minuto de gloria. Sin embargo, Elec aspira a algo más, una verdadera mujer a la que poder amar.

Ambos se encuentran casualmente en una fiesta y la pasión estalla a su alrededor. Pero, tras una noche de ensueño, la realidad parece imponerse en la mente de Tamara: sus hijos, los peligros de la competición, el temor de volver a quedarse sola de nuevo y, no menos importante, la enemistad entre la familia de Elec y la de su anterior marido amenazan con destruir la felicidad que entrevé en los oscuros ojos del joven piloto, y que hacen que su corazón vuelva a latir de forma descontrolada.


Este es uno de esos libros que te atraen desde el principio, portada resultona, argumento llamativo y ambiente novedoso.
Pues nada, directa a por él.

El libro tiene un comienzo prometedor, una fiesta, un no se qué, un novio insulso, una pechugona acosadora... y dos personas que se dejan llevan.
Hasta aquí vamos muy bien.
Encuentro en la tercera fase y después dudas.
Sobre todo por parte de Tamara, ella se considera un mujer mayor (nada más lejos de la realidad, tiene 32) y él, Elec (vaya nombre) tiene 26, o sea, un yogurín.
Vemos como a pesar de las dudas sigue viéndose con él, en secreto, pues tiene miedo a la reacción de la gente, en especial de su suegros (dos familias enfrentadas, cosa que viene bien al argumento, pero que nunca llegaremos a saber cuál es ese dichoso motivo, grrr)
Elec, sin embargo, lo tiene clarísimo (me da la sensación que peca un poco de inmadurez) y no se resigna a sólo algún que otro encuentro. Así que busca y encuentra el punto débil de ella: sus hijos.

Me ha parecido un planteamiento muy interesante, sin duda el cambio de escenario es de lo más atrayente, pero... si bien la historia te engancha, pincha en un aspecto: las escenas íntimas, son muy pero que muy descafeinadas.
Yo (amante de la erótica) esperaba algo más. Son curiosas porque evita eufemismos (cosa que se agradece) a la vez que pasa de puntillas, deja todo a la imaginación. Sabe montar el escenario (esa caravana del amiguete cómplice) pero no aprovecha la situación.

Otro punto que he didfrutado y odiado al mismo tiempo, es la relación de ella con sus amiguitas. Desde luego la historia de la parejita divorciada despierta incluso más interés que la de la protagonista, y la extraña conexión entre la compañera de trabajo de Tamara y uno de los pilotos también te deja con ganas de más.

Otro punto que me ha dejado plof es la solución de los problemas. Como si hubiera una varita mágica, toda la novela recurriendo a ellos y mencionándolos como lo más grave del mundo para luego en un pis-pas arreglar todo el desaguisao.

Por eso este libro es uno de esos extraños casos de amor y odio, le ves defectos pero al mismo tiempo te ha dejado con ganas de más. Sobre todo saber qué pasará con los secundarios.


viernes, 10 de febrero de 2012

PECADORES - OLIVIA CUNNING

SINOPSIS:

Brian Sinclair es un hombre muy sexy, y uno de los mejores guitarras de rock. Su banda de heavy metal, los Sinners (Pecadores), no puede vivir sin su inspiración. Pero anda deprimido desde que una groupie le puso cuernos con Sed, el vocalista..., el chico que las enloquece a todas. Myrna Evans es psicóloga y especialista en sexualidad humana. Brian y Myrna acaban coincidiendo por azar en el bar de un lujoso hotel de Chicago. Y la chispa de la pasión estalla sin remedio…







Mira que me he arriesgado comprando libros con la etiqueta de "erótica" puesta sin ton ni son. Mira que me he llevado decepciones cuando leo eufemismo tras otro, mira que me han entrado ganas de dar a alguien con el libro en la cabeza por colarme de nuevo un gol, mira que no aprendo, mira que de nuevo me he comprado un libro al ver la cubierta (preciosa) y debo decir que: ESTE LIBRO CUMPLE LO QUE PROMETE.

La historia es muy simple, ella, Myrna, mujer elegante, profesora universitaria, divorciada (de un cabronazo) y aficionada al rock está asistiendo a unas conferenciasy coincide con un grupo de rock. Se acerca, se presente y charla con ellos.
Cada uno de los cinco miembros representa un tipo de hombre-rockero, por supuesto el que más éxito tiene es el cantante, Sed, se las lleva de calle, incluyendo a las novias de sus colegas, y, cómo no, lo intenta con Myrna.
Pero ésta parece que se fijado en otro, en el guitarrista, pero Brian lleva un pedo del quince y claro... no está para muchos trotes.

A partir de aquí asistiremos a todo tipo de situaciones con una gira de conciertos como telón de fondo. La relación tan peculiar que surge entre Myrna y Brian, él es más enamoradizo, pero aún así "deja" que Myrna "picotee" un poco, eso sí, estando él presente.
Las escenas Hot son very, ery hot. Atenzione, hay algunas realmente sorprendentes y debo de decir que el guitarrista que se pinta el ojo y las uñas (Brian) es muy abierto a nuevas experiencias y a compartir. Un hombre al que no le asusta experimentar con su punto P. Cosa que resulta novedosa y que se agradece.

También veremos escenas subidas de tono con los otros cuatro componentes, bien interactuando con la pareja protagonista o bien por su cuenta, y es que, como estrellas del rock que son, tienen una larga lista de groupies donde elegir y con las que pasar un buen rato.

Aparte del folleteo intenso, también hay momentos tontorrones, momentos de confidencias y momentos caseros. Imaginaros a cinco tios, con cadenas, uñas pintadas, rímel y pelos de aquella manera, viajando en el autobús de la gira... desorden, comida basura, ropa sucia...

Como novela tiene una estructura interesante, la intensidad sexual toma protagonismo desde el principio, y si bien no lo pierde, los sentimientos se van añadiendo poco a poco. Normalmente vemos lo contrario.

Espero que no sea el único libro que publiquen de esta autora, porque el resto de los chicos de los Sinners, tienen que tener su historieta, porque de cada casa el mejor con sus "preferencias"

martes, 7 de febrero de 2012

LOS INMORTALES DE BRETHREN - SHAYLA BLACK




Estos son los cuatro títulos publicados:


TIÉNTAME EN LA OSCURIDAD.
SEDÚCEME EN LAS SOMBRAS.
POSÉEME A MEDIANOCHE.
SEDÚCEME BAJO LA LUNA.

Antes de nada debo decir que tengo la impresión de que falta al menos un título. Más adelante explicaré por qué.

Una ve en los avances que van a publicar 4 libros de Shayla Black y, cómo no, espera ansiosa su salida al mercado, pues todo lo anteriormente publicado me ha gustado y mucho.
Si bien hasta el momento ninguna de sus novelas eran de temática paranormal no por ello iba a rechazarlas, es más, me apetecía muchísimos ver cómo se desenvuelve en este género.

La autora nos plantea un mundo en el que conviven magos y brujas (de diferente condición social y con diferentes niveles de poderío mágico) esto hace que desde tiempos inmemoriales haya luchas internas y que algunos se pasen al bando del mal para dominar a la comunidad mágica. Por supuesto tiene que haber una contrapartida, los magos que luchan por el bien y nace la hermandad del caos (esto me recuerda un poco al superagente 86, perdonad la broma) Esta hermandad busca, encuentra y custodia el diario del caos que es digamos la llave para que todo estalle o para que todo funcione bien, depende de cómo se utilice. Lo escribió una bruja muy poderosa y que maldecía diestro y siniestro.
El autoproclamado jefe de la hermandad es un mago guaperas que cuenta entre sus filas con diferentes apoyos, es decir, cada uno de los protagonistas de los cuatro volumenes:
Un humano maldecido por la bruja y una hechicera en prácticas (1º libro)
Un mago que no acepta su herencia y una periodista meticona (2º libro)
Un mago brutote de clase baja y la hermana refinada del líder (3º libro)
Un mago aristócrata  y su futura cuñada.(4º libro)

Hay una serie de guerras mágicas y un mago malísimo y poderoso que hipnotiza humanos para formar un ejército y hacer la puñeta.

Los cuatro libros van avanzando entre luchas, trampas secretas, deseos insatisfechos, dudas.. etc y con unos protagonistas que a primera vista no tienen nada en común.
Como es de esperar, entre los seres mágicos hay una unión casi irrompible y que hay que tener mucho cuidadito al elegir a tu compañera, pues si no corres el riesgo de quedarte sin batería.
Me explico, los magos recargan su poder mágino a través del sexo, osea, que dale que te pego todo el santo día, con quien haga falta, pero ojo, si te has unido a una mujer y ésta te dice nones serás un pobre desgraciado.

He esperado a escribir mi opinión a leerme los cuatro libros por ver si la cosa arrancaba, pero debo decir que aquí pasa algo raro. No es la Shayla Black de siempre. Hay una especie de velo eufemístico, sutil pero que poco a poco te hace plantearle por qué hay tantas diferencias con otras novelas.
Le falta el toque característico de la autora, ese no te arrimes que quemo, tan agresivo como excitante.

No sé si van a publicar, o si existen más libros relacionados, pero queda pendiente de resolución el problema de la unión del mago guaperas, líder del cotarro y descendiente de Merlín. Se hace referencia a una mujer en varias ocasiones, y en el último libro sabemos que ella escribe en el diario del caos su deseo, pero luego te quedas a dos velas.






jueves, 2 de febrero de 2012

LOS TÓPICOS DE LA NOVELA ROMÁNTICA (II)

Reflexionando sobre ello me he puesto a pensar y he aquí algunos más.

1.- Los seguidores de Camarón.

Sí, me refiero a esos que se rompen la camisa, son hombres de pelo en pecho y que resisten lo indecible. Incluyendo corrientes de aire huracanadas.
Pero tampoco es cuestión de que los pobrecillos cojan una pulmonía por estar ahí, al pie del cañón sin una triste camisa decente. Sujentando a la palomita desfallecida.Y es que algunas portadas ( las clásicas) abusan de los churris descamisaos.

2.-Más vale honra sin barcos que barcos sin honra.
Las pobres que cazan al conde/marqués/duque por su simpatía y desparpajo.

Nos gustan las historias de amor en la que los protas salvan todas las barreras inimaginables para estar juntos, pero es que a veces estos condes/marqueses/duques son un poco tontorones. Y ellas demasiado orgullosas, quieren que él les declare amor eterno, pero resulta que antes les ofrece el oro y el moro aunque no su devoción incondicional y ellas son románticas perdidas.

3.-Las sobredosis de testosterona.

A todas nos gusta que el churri aguante más de un asalto, pero es que hay casos dignos de estudio. Incluso James Bond se sentiría acomplejado ante tal despliegue de habilidades amatorias, y, por supuesto, tras un intenso y agotador día de huídas y de salvar a la chica.

4.- El relleno.

Merece la pena saber cómo es la estancia donde se desarrolla la historia, pero ¿No pensáis que a veces nos dan demasiados detalles y que eso nos despista? ¿No da la sensación que a veces las descripciones excesivas parecen más una forma de llenar páginas para que el libro no parezca un cuadernillo?
Por ejemplo, si me dicen que estoy en una biblioteca puedo escribir de dos formas: (perdonad de antemano que me explaye tanto y de forma tan cursi)

A- entraron en la biblioteca. Los volúmenes de incontables autores estaban dispuestos en labradas estanterías de madera de nogal americano. El olor de la cera para abrillantar los muebles se mezclaba con el olor habitual  de cuero envejecido. Los sillones, en repujado cuero carmesí, traído expresamente del sur de España, aportaban la nota de color en una estacia típicamente masculina. Debajo de cada sección una pequeña y abrillantada placa de latón indicaba el género de los libros. Ella se quedó mirando con asombro la cantidad de títulos disponibles.... bla, bla, bla.

B- Entraron en la biblioteca. La nota de color a tan clásica estancia la aportaban dos cómodos sillones de cuero carmesí. Ella se quedó mirando la cantidad de títulos disponibles....

¿Y qué decir de los bordados, capas y encajes que forman parte del vestido? aquí tenemos párrafos para dar y tomar.

5.-Las sagas interminables.
Hijos, primos, reprimos, cuñaos y vecindario en general dispuestos para alargar y explotar un apellido.

Cuando una novela engancha (y parte del encanto son los secundarios) las lectoras deseamos saber qué va a pasar con ellos, pero cuando ya el el primo de la hermana de la mujer del hijo del protagonista pues como que no. (Véase la saga Cynster de la laurens) los primeros te los lees pero llega a un momento que te preguntas ¿Quién es este? y eso que suelen poner un croquis o árbol genealógico al principio, que si no...

Bien, después de esto debo decir que sigo y seguiré leyendo romántica-erótica.