Enlaces

Bienvenidos a este vuesto blog.

domingo, 4 de noviembre de 2012

EL LÍMITE DEL PLACER - EVE BERLIN (RESEÑA)

Sinpsis:
Para la autora de novela erótica Dylan Ivory, el control lo es todo, ella lleva una vida organizada y segura, estable, sin riesgos. Hasta que se topó con Alec, un hombre que era todo lo contrario a ella... pero que era todo lo que realmente quería ser.

Alec Walker es un escritor de thrillers psicológicos y un hombre que vive al límite. Las motos, el snowboard, nadar entre tiburones, nada es demasiado arriesgado ni demasiado peligroso para él. Y ese riesgo también se extiende a sus gustos en el dormitorio. Alec encuentra el placer en la dominación y es en su club de BDSM donde da rienda suelta a sus deseos. Como labor de investigación y documentación para su próxima novela, Dylan mantiene un encuentro con Alec y éste la invita a probar los placeres que se ocultan tras ese delicioso fruto prohibido que es el mundo del BDSM. Alec quiere demostrarle que no hay placer más sublime que la sumisión y, con esa idea en mente, la tienta a probar el placer infinito. Pero, ¿sabrá él mantenerse firme ante la primera mujer que es capaz de hacerle doblar las rodillas? ¿Será Dylan capaz de conquistar su corazón?

A pesar de que a much@s les parezca que esto de boom erótico es poco menos que cansino debo decir que a mí me encanta. ¡Por fin! vamos a tener una oferta variada, como pasa con otros géneros de la romántica.

Bien, vamos con el libro.
La historia comienza con el encuentro de dos personajes, cada uno deja claro desde el minuto uno sus posiciones, cada uno tiene a sus espaldas sus motivos y van a ir simple y llanamente a lo suyo. Es decir, Dylan a inspirarse para sus novelas y Alec a demostrarle que es una sumisa.

Pues nada, se ponen a ello y como es de esperar surgen las dudas. A Dylan no termina de convencerla todo aquel mundillo y veremos largas conversaciones, un tanto filosóficas, justificando el BDSM, cosa que a mí me parece absurdo, pues te gusta o no te gusta. Somos adultos y no hay por qué justificar.
El caso es que él tiene una paciencia increíble y tras "la conversación" se ponen a ello.

La descripción de lo que ocurre no se centra tanto en el aspecto técnico del asunto sino más bien en el psicológico. Lo que experimenta cada uno, la forma en cómo lo vive y cómo lo asume, especialmente ella.
He de decir que el comportamiento de Alec es impecable y se muestra bastante comprensivo aunque yo no le veo tan dominate como otros.

Lo que parecía un simple intercambio va a dar que pensar, ya que no es tan sencillo eso de que te pongan el trasero colorado y volver a casa tan pancha. Y, por supuesto, para él será diferente a lo que está acostumbrado.
¿Por qué?

Debo decir que es una historia contada de forma simple (ojo eso no equivale a redacción tipo niño de primaria) y con pocos personajes (ojo, eso no significa que sea mal libro).
Creo que se ha tratado de darle a la historia un cariz muy íntimo, pues apenas se hace referencia a la vida profesional de ambos (son escritores) y pasa de puntillas sobre esos condicionamientos que hacen que de entrada ambos planteen los encuentros dejando muy clara su posición independiente.

Y, no puedo evitarlo, creo que la parte erótica queda un poco solapada con las dudas, los pensamientos y las sensaciones que ambos quieren ocultar.

Por lo demás, a parte de un final un pelín precipitado (cosa que me parece bien, tampoco vamos a tener a los protas sufriendo durante 150 páginas) es una novela interesante.

3 comentarios:

Si quieres dejar un comentario, por mí genial. Pero sin insultos, sin spam ni nada que pueda ofender.
Muchas gracias.